Una multitud

Una multitud de gente hablando, pero sin escucharse entre sí, tal vez porque escuchar significa ser consciente y entender, y entender significa participar y ser “cómplice”. Es muy fácil hablar, sólo hay que dar aire a la boca y salen unos sonidos que se pueden fácilmente modular y poner en secuencia.